La Batalla de Argel, jaque al imperialismo

Corría el año 1964 cuando un jugador de futbol argelino que había pertenecido al Frente de Liberación Nacional ( FLN), Yacef Saadi, recibió el encargo de Ben Bella, el primer presidente argelino, de encontrar entre las filas del cine político del PCI ( partido comunista italiano)  a un cineasta dispuesto a dirigir la primera película argelina de ficción. El resultado de este encargo fue una colaboración italo-argelina que daría como resultado un film inclasificable que bebe de la influencia del documental pero también de la obra del cine soviético del “Octubre” de Einsestein o Pudovkin, aunque sin caer en el tono moralizante e ideologizante de estos últimos.

Gillo Pontecorvo con guión de Franco Solinas estuvo durante años documentándose y entrevistándose con protagonistas de los hechos ocurridos en Argelia entre 1954 y 1962 para acabar rodando un film en 5 meses que no esconde su carácter militante pero que a la vez se sirve de herramientas discursivas que facilitan una distancia emocional con los hechos narrados, lo que convierte el film más que en una obra de arte en un valioso testimonio histórico cuyo principal valor es su propia existencia.

La película cuenta la historia de Ali La Pointe, un líder del FLN a punto de ser capturado por las fuerzas de ocupación francesas al mando del coronel Mathieu en 1957 y desde ahí inicia un largo flashback hasta 1954 cuando Ali era solo un trilero que vagabundeaba por las calles de las Cashba, para explicarnos su paulatina toma de conciencia política y su posterior enrolamiento en el FLN. A través de este personaje conocemos el desarrollo de los acontecimientos de la llamada Batalla de Argel, una lucha abierta entre los argelinos que carecían de derechos políticos y eran tratados como ciudadanos de segunda por los franceses colonos habitantes de la zona , los llamados “pies negros”, y de otro lado la metrópoli que estaba dispuesta a mantener la colonia a cualquier precio.  Ese precio pasaba a menudo por el uso indiscriminado de la tortura, la represión indiscriminada, y el uso de técnicas militares de guerra encubierta como el asalto de paracaidistas sobre la Cashba por parte del general Mathieu. Muchos de estos paracaidistas y el propio general Mathieu así como otras facciones del ejército que estaban claramente a favor de estos métodos habían formado parte del ejército de liberación francés en la lucha contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Y muchos de los primeros ministros que toleraron estos métodos en los diferentes gobiernos de la cuarta república que se sucedieron durante el conflicto eran de tendencia izquierdista, el propio Mitterand justificó desde Ministerio de Justicia el uso de la tortura en Argelia.

Lo que a mi juicio es uno de los puntos fuertes del film, es precisamente desenmascarar el carácter etnocéntrico de los imperialismos que va más allá de los gobiernos y de las ideologías, la doble moral de los partidos en la política interna para con el primer mundo se vuelve mucho más difusa cuando el otro pertenece al tercer mundo.

Otro de los aciertos de la película y que sin duda influye en la autenticidad que evoca la cinta es la utilización de personajes reales. 80.000 habitantes de la Cashba fueron utilizados en el rodaje y de entre ellos muchos de los que habían sido miembros del propio FLN se interpretaron a sí mismos, en lo que parece una síntesis perfecta entre neorrealismo y cine revolucionario. La música de Ernio Morricone, y una contrastada fotografía en blanco y negro acaban de concluir una apuesta estética  que ha permitido que la película no haya envejecido mal. Asimismo destaca el tratamiento que hace el film de la participación de las mujeres en la revuelta, las sitúa como una figura central y activa de la lucha armada, no como meros testigos sufridores del peligro al que se someten los hombres, sino que el director se preocupa de situar sutilmente sus acciones como una lucha transversal a la trama principal, de esta manera no sólo contribuye a desestigmatizar el rol femenino en la revolución sino que contribuye a darle a la revuelta un carácter mucho más colectivo.

Pese a que cuando se estrenó, Argelia ya había conseguido la independencia, su distribución fue lenta y desigual. En Francia la película no pudo estrenarse hasta la temporada 1970-1971, en Italia se dificultó su distribución, en 1966 Aldo Moro había formado un gobierno pentapartito cuyo objetivo era cortar el paso al PCI, en España no se estrenó hasta mucho después de la muerte de Franco. Sin embargo la película se difundió como la espuma, convirtiéndose en cinta emblemática de cine clubs, cine fórums clandestinos, centros culturales, ateneos libertarios etc…

Se ha sabido que en 2003 poco antes de invadir Irak el pentágono organizó un visionado del mítico filme para aprender el funcionamiento de las guerrillas terroristas en Irak.

Hoy, cuando se cumple un año de la primavera árabe La Batalla de Árgel se convierte además en un precedente gráfico, en un emblema de la lucha de un pueblo por su libertad, y por eso no es de extrañar que muchas de las imágenes de Túnez nos recuerden a las de Argel, que la Cashba atestada de gente nos remita a la plaza Tahir, que la violencia en las calles argelinas se parezca a las imágenes precarias que diariamente nos llegan de Siria.

La Batalla de Árgel narra con verosimilitud, dinamismo y contención dramática uno de los acontecimientos históricos más importantes del siglo XX que hicieron temblar los cimientos de la joven Francia libre y propiciaron la denuncia de algunos de los que serían los intelectuales más importantes de la época como Jean Paul Sartre. Es por tanto, sin duda una obra clave  a la hora de hablar de resistencia, y un film que resiste en sí mismo al embate silencioso de los años, convirtiéndose a pesar del tiempo transcurrido en una cinta en constante contacto con el presente.

Para más información:

http://www.fundanin.org/gutierrez13.htm

http://www.elindependent.org/articulos/article.asp?id=1898

http://www.historiasiglo20.org/GLOS/guerraargelia.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: